Frase de la semana

Frase de la semana: "El niño no aprende lo que los mayores dicen, sino lo que ellos hacen" (B.P.)

lunes, 19 de agosto de 2013

... y finalmente volvimos.

I Unidad Pionero Curso 2007/08 junto con Javi Porras
Corría el verano de 2008 cuando el G.S. San Juan de Ávila se plantó, por primera vez en su historia, fuera de Andalucía en un campamento de verano bajo la dirección de Javi Porras, que hizo posible aquel maravilloso campamento en la asombrosa Sierra de Gredos. Por aquel entonces yo era pionero de tercer año y sin duda alguna es el mejor campamento que he vivido. Hicimos una marcha brutal, de las que hacen historia no por el kilometraje, como nos pasó dos años antes en Fuente de los Cerezos con nuestros 106km, sino por la belleza del paisaje. Aquel campamento volante que duró 4 de los casi 15 días de campamento empezó con una ruta nocturna desde La Plataforma hasta las puertas de la Laguna Grande, donde hicimos noche para poder presenciar con todo el esplendor del amanecer el asombroso espectáculo que ofrece la laguna. Fueron noches de millones de estrellas fugaces, fueron días de superación, risas, aprendizaje... Fueron días y noches durante las que se forjaron grandes amistades, se formaron personas capaces de cualquier cosa, fuertes, comprometidas. Fue un campamento en el que aseguró el futuro del G.S. San Juan de Ávila.
I Unidad Pionero 2007/08 con Mery, Álvaro y Manolo
Como dije antes por aquel entonces yo era pionero de tercer año. Llevaba escasamente 3 años en el escultismo y aquel campamento no hizo más que reafirmar que en este movimiento está mi sitio. Lo
que viví allí es indescriptible. Tal fue la huella que aquel campamento dejó en mí que desde el segundo día de marcha y hasta Febrero de 2013 repetí hasta la saciedad que teníamos que volver allí. Yo tenía que volver allí, tenía que volver a pisar la Sierra de Gredos, fuera como fuese y en compañía de quien fuese, pero tenía que volver allí. Hoy hace cinco días que el G.S. San Juan de Ávila ha vuelto de su segundo campamento en la Sierra de Gredos, esta vez siendo yo Jefe de Grupo y Director de Campamento. Para mí el orgullo no ha podido ser mayor.
Sin embargo cuando en Febrero decidimos que este verano volvíamos a Gredos me llevé una desilusión. Por aquellas fechas yo no tenía pensado ir a campamento, por estar a la espera de un trabajo con el que ocupar el verano, y se me cogió un pellizco en el estómago al pensar que muchos
Baloo, un servidor y Kaa guapísimos
de los que vivieron aquel campamento conmigo siendo compañeros de Unidad volverían al sitio al que yo tantas ganas tenía de ir siendo ahora responsables del Grupo y yo me quedaría en tierra. A tanto llegaba mi desilusión que, estando en la sede del club de montañismo Grupo Gredos en Abril preparando con su ayuda las rutas para las marchas, esa desilusión llegó a transformarse en rabia al ver que los que ahora son pioneros y rutas del Grupo llegarían a la Laguna Grande durante su marcha.
Por suerte la vida da muchas vueltas y el 30 de Junio mi paciencia se agotó esperando la llamada para un trabajo que nunca llegó. Eso, unido a la necesidad urgente que teníamos de un Director de
Gran Chamán que ayudó a los lobatos
Campamento, no solo permitió mi asistencia al campamento sino que este ha sido mi primer campamento como Director, por lo que la experiencia ha sido aún más gratificante si cabía. Ha sido, por tanto, un campamento lleno de emociones. Ha sido un campamento que, aún gustándonos más o menos el sitio en sí, hemos disfrutado, hemos discutido, nos hemos desilusionado, hemos reído y hemos llorado, hemos hecho el carajote, nos hemos superado, hemos formado a buenos scouts igual que nos formaron a nosotros hace cinco años, hemos aprendido grandes lecciones y hemos enseñado grandes lecciones, hemos tenido mucho sueño, nos hemos preocupado… Hemos tenido todo lo que un campamento scout debe tener y más. Un campamento que empecé con tantísimo agobio y nerviosismo que se me notaba al lejos en la cara pero que se me pasó en el momento en que uno de mis compañeros de Kraal, amigo y que para mí es como un hermano vino, me pasó el brazo por los hombros y con una sonrisa de oreja a oreja me dijo “ya estamos de campamento”. En ese momento me di cuenta de que tenía que disfrutar de este campamento que para mí ha sido el culmen de un curso que no ha sido para nada fácil. Ha sido el campamento que nos ha demostrado a la Unidad Pionero de 2008 que junto con el resto de responsables del Kraal podemos con los que nos echen encima y con más, y eso me hace coger el nuevo curso con muchísimas ganas y con muchísima tranquilidad.

Muchísimas gracias por este gran campamento, por esta gran vuelta a la Sierra de Gredos y esperemos que volvamos muchas veces más.
Futuros Bagheera, Jefe de Grupo y coordinadoras Pionero y Ranger

Kaa, Manu, Bagheera, Raksha, Akela, Baloo y Teresa

1 comentario: